Hay un perdedor al volante

cabecera_perdedor

Cuando nos abandonan, existe un desequilibrio emocional y mental en nuestro diagrama Dafo (el de las cosas positivas y cosas negativas) que nos va a empujar siempre hacia el lado de la tristeza, la depresión, el enfado, la culpa o el dolor. Extrañamente nuestra mente empieza a hacer un recuento concéntrico de todo lo que nuestro ex se lleva, de todo lo que nos roba o de todo lo que perdemos. Una y otra vez hacemos listas y listas mentales y verbales de nuestras desgracias. Y cuando la lista se acaba, volvemos a empezarla por el principio. Es como si de la situación sólo deseáramos ver lo malo, lo enfermo, la pérdida, la herida. Eso se llama: regocijarte en el dolor.

Tus amigos, familiares y demás, te enseñan perspectivas llenas de optimismo sobre tu nueva situación, pero a ti esas cosas no te calan. Resbalan sobre tu pena. Ellos te hablan de que es lo mejor que te podía pasar, te hablan de esperanza, pero eso no tiene valor para ti. Tú solo quieres (y he dicho bien, quieres) seguir con la retahíla de desgracias en la que se ha convertido tu vida. Nos convertimos en cerditos que nos rebozamos en el fango. ¡Sólo queremos quejarnos! Sí, eres una persona muy desgraciada y eso que te está pasando es lo peor del mundo, pero ¿de veras crees que te hace bien que yo te abrace esa actitud? Si hago eso te estaré dando pruebas fehacientes de que todo lo que dices y piensas es verdad. Pero,.. ¿y si no lo es? ¿Estás completamente seguro/a de que tu ruptura no es lo mejor que te va a pasar en la vida?, ¿estás seguro/a que dentro de unos años no harás retrospectiva y verás este momento y pensarás: “menos mal que me dejó el necio ése, si no seguiría siendo un@ pusilánime” o “no habría ido a tal sitio, conocido tal cosas,…” o ” me dolió mucho sí, pero ¡menos mal!, vaya si valió la pena”. ¿Estás seguro de que lo que te está pasando no es lo mejor que te ha pasado en la vida? Es imposible que me digas que no. No me puedes negar eso. No te puedes negar eso.

Bueno ya hablaremos de estos puntos en próximos posteos, ahora intentemos compensar tu diagrama de “perdedor” con un puñado de verdades que no deberías olvidar tan a la ligera.

Durante todo el libro me empeño en conseguir que frente a tu ruptura, te conviertas en un ganador, y un ¡ganador tiene ganancias! Claro, pero tú ahora, desde la perspectiva de tu agujero negro no ves ganancias en tu nueva situación. ¡Qué ganancia puede haber en algo así!, gritará tu vocecita interior, el perdedor que lleva ahora mismo el coche de tu vida.

Pues bien, las hay. Y muchas. Te voy a enseñar un sencillo ejercicio para que tu yo ganador vaya metiendo poco a poco sus posaderas en el asiento del conductor.

Identificar a un yo ganador es sencillo, porque el yo ganador siempre “quiere”, el yo perdedor siempre “no quiere”, y “no puede”. ¡Tu yo ganador quiere esta situación! Déjale expresarse. Está dentro de ti seguro, solo que no le has dejado acercarse al micrófono.

Vas a hacer una lista, que quiero que escribas. Si la lista al principio no te sale porque te quedas en blanco, usa la que te he hecho yo aquí debajo. Tacha, subraya, amplía, personalízala e imprímetela. Cuando empiecen a abrumarte los pensamientos de pérdida, úsala, lee. Cuando te sientas sin fuerzas, úsala, lee. Antes de irte a la cama, úsala, lee. Nada más levantarte, úsala, lee.

La lista que te propongo no sólo quiere darte un puñado de verdades y apoyos, también pretende que aprendas a colocarte en la posición del éxito, del creador de milagros, del hacedor. No sólo observas la ruptura y miras sus beneficios, también los empiezas a desear.

Desde este momento, no sólo has empezado a superar el dolor de tu ex, también ¡estás empezando a querer estar sin tu ex! Eso te posiciona en la misma dirección que tu vida. Fluyes con ella. Quieres lo que es. Deseas lo que es. La vida amará que la ames. Y tú amarás amarla.

El ejercicio: “Un ganador…/ a, Al volante”

Quiero estar sin mi ex porque:

  • No me ha respetado.
  • Me he equivocado al quererle tanto. Está claro que no se lo merecía.
  • A su lado me siento pequeño/a y yo quiero sentirme grande.
  • Estar con él significa tener que cambiar y lo que yo necesito es quererme como soy.
  • Quiero aprender a sentirme libre.
  • Estoy dependiendo excesivamente de él… ella.
  • Me he perdido a mí mism@ a su lado.
  • Quiero vivir sin las inseguridades que me provocaba estar a tu lado.
  • Tengo curiosidad por qué cosas me depara la vida.
  • No tengo más miedo a los cambios.
  • Quiero superar mi miedo a ser abandonad@ de una vez por todas.
  • Porque quiero demostrarme que puedo sol@.
  • Porque quiero dedicarme tiempo a mí mism@.
  • Quiero aprender a disfrutar de mi intimidad.
  • Quiero alocarme, despendolarme.
  • Quiero sentirme joven.
  • Quiero probar nuevas cosas.
  • Me hace daño con estar con él…ella.
  • No quiero estar donde no me quieren.
  • Sólo me quedaré donde me quieren.
  • Me merezco que me quieran. Soy muy querible.
  • Tendré más tiempo para mí.
  • Haré esas cosas que con él/ella no podía hacer.
  • No tendré que preocuparme por las cosas que le molestaban.
  • Voy a aprender muchas cosas de mí mismo…a.
  • Aprenderé a buscar ayuda más allá de mi ex.
  • Aprenderé a no depender de nadie que no se yo mismo/a.
  • Aprenderé a desprenderme, a desapegarme y eso será muy útil en mi vida.
  • Quiero ver claramente que en el fondo no me conviene.
  • Quiero rodearme solo de gente que me inspire.
  • Quiero rodearme solo de gente que me haga crecer.
  • Quiero rodearme solo de gente que me valore.
  • Quiero rodearme de gente que tenga alma.
  • Quiero aprender a superar mi necesidad de sufrir por amor.
  • Quiero leerme tranquilamente, en mi sofá, bajo una mantita, El Método Desparejados.
  • Me apetece una vida tranquila.
  • Por encima de todo, quiero estar en paz. Por encima incluso de mi ex.
  • Solo piensa en sí mismo, en sus necesidades. Quiero alguien que se preocupes por las mías.
  • Quiero gritar dentro de unos años: “Ya soy libre!!!”.
  • Quiero liberarme de mi miedo a ser abandonado…a.

Deja la lista abierta, deja espacio por debajo o por detrás, puede ir creciendo, seguro que crecerá, poco a poco irás descubriendo nuevos motivos. Eso ocurrirá porque tu yo ganador irá reajustando la posición del asiento, de los retrovisores. Déjale corregir y mejorar las cosas.

Relee tu lista, úsala de mantra, de apoyo diario, dóblala y métetela en el bolsillo. Y cuando acabes de leerla, cierra el proceso así:

“No me dejaré engañar. Yo soy un ganador. Ahora mismo, aunque no me esté dando cuenta, ¡también estoy ganando!”

Porque ésa es la verdad. ¡Estás ganando!, solo que todavía no sabes el qué.

Un secretito: En esta ruptura sólo vas a perder lo que tú creas perder.

Ya me darás la razón.

 

 

El Método Desparejados. Supera tu ruptura amorosa.

El Método Desparejados

El Método Desparejados, el libro que te ayudará a superar tu ruptura amorosa. Libérate de la necesidad de sufrir por desamor.

Artículos Recomendados

Deja un Comentario